Plan de Acción para Pacientes de Manga. (Parte 1)

Plan de Acción para Pacientes de Manga. (Parte 1)

Cuando los pacientes empiezan a perder peso después de la cirugía de manga gástrica, ellos piensan que cada kilo se ira para siempre. Algunas veces eso es verdad y yo los animo a pensar de esa forma, pero en algún punto durante tu camino a la perdida de peso, muchos pacientes descubren que han estado ganando un poco de peso que habían perdido. Viendo la bascula subir tal vez pueda ser algo decepcionante, pero si te quedas estancado en esos pensamientos puede que llegues a subir mas de peso, así que no te estanques y haz que la bascula baje nuevamente en la dirección correcta con estos tips.

Paso #1: Mantén tu mente firme.
Ya tienes la mejor herramienta (en mi opinión) para perder peso y mantener esa perdida de peso, hablo de la manga gástrica, el aspecto físico que impide que muchos de nuestros pacientes alcancen un peso saludable sin necesidad de la cirugía bariátrica no es el problema. Es el aspecto mental el que probablemente te hace tropezar. VSG no elimina la respuesta emocional a factores desencadenantes como el estrés, el aburrimiento y los problemas familiares. Tú lo sabes. Una de las mejores maneras de volver a encarrilarse, y seguir avanzando en el camino, es desarrollar finalmente un plan para manejar los desencadenantes que le hagan recaer en patrones de alimentación deficientes y/o omitir el ejercicio.

Lo que funciona para una persona puede no funcionar para otra, ya que es algo muy individual. Pero, en general, se trata de ser consciente de lo que está pasando en tu cabeza casi todo el tiempo. ¿Estás deseando una dona después de una pelea con tu cónyuge? El primer paso es identificar por qué quieres esa dona. Si buscas comodidad, ¿qué otra cosa te da consuelo y te anima? Tal vez sea un baño caliente con tu revista favorita o un entrenamiento sudoroso que te haga sentir invencible. Sigue adelante y escribe una lista de opciones, además de que ese trabajo funcione para ti cuando tu cabeza, en lugar de tu estómago, diga "dame de comer". Si te estás acostumbrando a comer, es decir: necesitar dulces después de una comida, tal vez perderte en un buen libro te distraerá hasta que el deseo haya pasado. Cuando te sientes fuera de control debido a problemas de dinero, tal vez una práctica de yoga relajante te ayude a aliviar tus tendencias en el peor de los casos. ¡Identifica los trucos que te funcionan y luego úsalos!

Paso #2: Planea a crecer.
Muchas personas comienzan con fuerza en lo que respecta a la planificación de las comidas, la preparación y la creación de contingencias. Los kilos pueden comenzar a reaparecer cuando se vuelven un poco flojas en cualquiera de estas áreas. Y no te equivoques de que se necesita coherencia en los tres para evitar la recuperación. Porque si planificas tus comidas para la semana pero no las preparas, todavía eres vulnerable a la entrega en auto al final de un largo día. Del mismo modo, un viaje en automóvil suena sumamente tentador cuando un atasco de tráfico retrasa su regreso a casa a una comida perfectamente preparada. La vida te lanzará curvas, pero la planificación estratégica puede ser más inteligente que cualquier cosa que se te presente.

Vuelve a lo básico mediante la planificación de las comidas, ya sea por día, semana o mes. Nuevamente, te conoces mejor, así que trabaja con tu personalidad individual en este caso. A algunos pacientes les gusta que su dieta de manga gástrica se planifique con semanas de anticipación, mientras que otros se sentirán abrumados ante la perspectiva de planear más de un día. Entonces, y esto es crucial, prepara todo lo que puedas antes de tiempo. Asa el pollo y las verduras por varias comidas, hierve los huevos, sirve las nueces, etc. Haz el trabajo pesado ahora para que no haya excusas más tarde. Y hablando de no tener excusas, planifica las contingencias en cada paso del camino. Guarda refrigerios saludables en tu escritorio en el trabajo, en tu automóvil y en tu bolso para que el tráfico, las reuniones tardías o el departamento de panadería del supermercado no ganen.

Estos dos pasos recorrerán un largo camino para perder los kilos o libras recuperadas. Pero en el próximo artículo, te compartiré aún más consejos que te ayudarán a volver al buen camino de forma permanente.

Pingbacks are closed.

Comments are closed.