Superar la gastroparesia: Mi historia Endobariatric Parte 2

Superar la gastroparesia: Mi historia Endobariatric Parte 2

Lo que piensan mis doctores locales...

Están en estado de shock. Mi doctor de gastro no podía creerlo porque había tenido una batalla contra esto por cerca de 4 años y medio a 5 años ahora. Al hacer la prueba de vaciado gástrico de nuevo, y esto fue a mi petición. El seguro no pagó por ello. Yo estaba dispuesta a pagar los casi $ 3,000 para tener que hacerlo porque quería ver como estaba. El no podía creerlo. El dijo, tu estómago está vaciando la comida como si nunca hubieras tenido esto antes. Él estaba en estado de shock y, honestamente, dijo que no podía decirme que 100% esta en remisión, pero si usted fuera mi hija y yo mirara estas pruebas, ni siquiera sabría que lo tenía antes de esto. Para mí, eso fue simplemente increíble.

Mi médico familiar todavía a un poco de distante del brazo, al no querer admitir que algunos de los problemas, en cuanto a la gastroparesia iba. Camine en el consultorio del doctor el otro día. No me había visto en un tiempo, con mi marido. Estaba aturdido por la pérdida de peso. No podía creerlo. No podía creer, como he dicho, estoy fuera de la medicación de la presión arterial alta, la medicación de la diabetes. El solo no podía creerlo. Se jactaba y jactaba sobre la pérdida del peso. Él dijo: "No solo te ves mejor, puedo decirte que te sientes mejor".

Yo estuve muy enferma. Tenía un montón de problemas pasando. Yo podría haber estado sonriendo por fuera, pero escondí mi enfermedad muy bien a la gente. No dejé que la gente supiera lo miserable que era. Yo estaría sentada en la iglesia, con la excesiva sed que tenía por los niveles de azúcar que era mucha, no podía esperar a que la iglesia terminara solo para obtener agua. Yo estaba miserable. Mi visión, no podía ver, no podía ver a través de la habitación. Incluso con mis gafas de prescripción, mi visión se había ido casi por completo. Fue bastante malo. Soy una conductora de autobús escolar. Tengo una licencia CDL, y mi licencia estaba a punto de serme retirada, para que yo no pudiera hacer mi trabajo nunca más.

Yo sabía que en enero, como había dicho, mi marido tuvo el accidente cerebrovascular, sabía que tenía que hacer algo. Yo tenía un montón de gente que me preguntaba que sabía de la cirugía, por qué quería tratar de perder el peso antes de la cirugía. Para mí, era como si quisiera llegar hasta junio. Sentí como si estuviera llamando a la puerta de la muerte. Sentí que necesitaba hacer algo para ayudarme a llegar hasta junio. No pensé que iba a estar por mucho más tiempo. Te estoy diciendo que sólo estás viendo cada semana. He tenido un pequeño puesto. Creo que me he estancado 2 y media, quizás 3 semanas. Aparte de eso, estoy viendo números, es simplemente bajando como cada semana. Sólo peso una vez a la semana.

Otra cosa que la gente necesita saber es sobre el grupo de apoyo, el grupo de apoyo Endobariatric. Siento que son mi familia. En verdad, siento que son mi familia. He conocido a gente maravillosa. No me puedo imaginar estar en este viaje y no tenerlos en mi esquina. Cuando tienes amigos y algunos miembros de la familia que pueden ser negativos y que tratan de convencerte de que no te sometan a la cirugía, incluso después de que te sometan a la cirugía, y ven que estás teniendo éxito, todavía hay ese poco... De vez en cuando, tendrás a alguien que diga algo que sólo se siente como una daga que va en tu corazón. Recurres a tu familia Endobariatric, y ahi están para ti. Están ahí para levantarte, para apoyarte. Como he dicho, he conocido a gente increíble a través de este grupo. Estoy tan agradecido por el sitio web Endobariatric en lo que respecta al grupo de apoyo.

Cambio mi vida…

Es como ahora cuando veo gente que lucha con la diabetes, la presión arterial alta, y algunos que sé que tienen la gastroparesia, es casi como cuando ves a alguien parado en el borde del acantilado, y están a punto de ir por ese acantilado, Su instinto humano es llegar y salvarlos. Ahora, cuando veo a personas que tienen los mismos problemas que tengo, mi instinto es llegar y volver a traerlos de vuelta y tratar de educarlos y hacerles saber que hay respuestas ahí afuera. Puede que no sea algo que quieran hacer, pero para hacerles saber que esa es una opción. Puedo ser un poco diferente de algunas personas, pero el día que me dieron de alta del hospital, estaba caminando por el río a pie. Estaba cansado, pero no me sentía como si me hubieran sometido a una cirugía.

Eso era otra cosa. Aparte de un poco de agotamiento, que era básicamente el único síntoma que tuve. Me sentí muy bien. Yo era capaz de tomar un poco más de agua que la mayoría de la gente. Creo que eso me ayudó. Honestamente, la dieta post-operacion no era mala. Estoy sorprendida porque tenía mucha ansiedad por eso. Yo era un adicta a la comida. Pensé cómo voy a hacerle para cumplir un mes sin comer alimentos sólidos. Cuando te digo que era una adicta a la comida, ni siquiera eso empieza a describir lo malo que era mi adicción a la comida.  Mucha gente dice “oh yo uso la comida como una muleta porque tenía esta emoción o esa emoción”. No puedo decir eso para mí.

 

Todo lo que puedo decir es que siempre tenía hambre. No sé cómo explicar eso. Simplemente estaba constantemente hambrienta. Yo podía comer, y una hora más tarde, quería comida de nuevo. Me gustaría ver a mi marido, que ha perdido como 160 libras en los últimos años, y  yo soy como cuando terminó con la cena, terminada, pero no puedo hacer eso. No era nada para mí para ir a la cama con pasteles de Debbie sentada en mi puesto de noche y una Dr Pepper de dieta, tratando de equilibrar e igualar eso. Yo siempre tenía hambre.

Eso ha sido una gran experiencia de aprendizaje para mí, que ya no tengo esa hambre. Tengo hambre, pero después de comer unos 3 o 4 mordidas, estoy contenta. No he hecho trampa, ni nada desde mi cirugía. He sido del tipo que siente que es como un alcohólico. No le das a un alcohólico un poco de cerveza. Mi elección, es que sólo optar por mantenerse alejado de los dulces porque ese era mi provocación. Sólo elijo quedarme lejos de ellos y llenarlo con otras cosas. Una vez que estoy llena, entonces estoy contenta.

Me siento como si fuera a empezar a comer dulces y cosas, no sé cómo sería. He comprado algunos de los dulces Atkins, y he hecho bien con ello. No todo el mundo es diferente. Algunas personas pueden hornear un pastel con su familia y tener una pequeña porción y estar bien con él. Yo no. Yo solo elijo no hacer eso.

Cuando estas considerando la cirugía de manga gástrica...

Sólo haz tu investigación. Sé que hay otros buenos médicos por ahí. Yo sé eso. Personalmente, me siento bien cuando me negaron mi seguro para pagar por esta cirugía, fue una bendición, porque eso... Voy a llorar. Eso me llevó al doctor Álvarez. Sin él, no sé lo que habría hecho. Lo siento mucho <limpiando las lagrimas> pero cambió mi vida. Sin él, si mi seguro lo hubiera pagado, no lo habría conocido. Yo no habría conocido a esta familia de Endobariatric, Susan y a Brandy y ellos son los que se reunieron a mi alrededor. Podría nombrar a tanta gente de este lado que me ha ayudado. Ni siquiera intentaré hacerlo porque olvidaré a alguien.

Como cuando le paso a Leo Campero, Leo, tuviste una cirugía con el Dr. Álvarez, hablamos la noche que estuvo en el hospital, la noche antes de ir al hospital, y nos mantuvimos en contacto todo el tiempo. Ha sido una inspiración para mí. Conoces a estas personas. Yo sólo animaría a todos, para que hicieran su investigación. No te rindas. Hay esperanza y respuestas ahí afuera. Sólo mantén una mente abierta al respecto. Siento que la gente realmente podría beneficiarse de esta cirugía que sufre de estos problemas.

-Dee Head

Carolina del Sur, EE.UU.

Pingbacks are closed.

Comments are closed.